Salida por Higueruela

Salida por tierras castellanas en dirección a Higueruela por Casas de Juan Núñez y regreso por Alpera. Una ruta de escaso nivel acumulado comparada con las que pueden rodarse por el Valle, pero en general muy completa con un pequeño puerto de cuarta categoría que cruza la sierra de Higueruela, viento frontal y racheado por las tierras de Don Quijote, toboganes rompepiernas al ritmo de los primeros espadas, y largos llanos con descensos casi terapéuticos. La grupeta la formamos Toni Ibáñez, Vicente Murcia, Juan A. Ortiz, Jose Antonio Navalón, Francisco Francés, Jose Toledo, José Ángel, Zacarías, Carlos García, Santiago Martínez y un servidor. Tráfico respetuoso, y muchos amigos de la bicicleta que aún conservan las buenas formas, saludando y ofreciendo su ayuda.

Sucedieron tantas cosas que no puedo hacer un parte de todo, se me iría el tiempo enlazando acontecimientos. Yo personalmente me lo pasé genial y espero que así fuera para todos. Hubo tiempo para rodar tranquilamente, para charlar como marujas en el mercado, para buscar la rueda de los más fuertes sin olvidar reagruparse, y para disfrutar del paisaje. Finalmente fueron necesarias 5 horas para completarla, 4:15 en movimiento, y unos 45 minutos para reparar 3 pinchazos y almorzar en Higueruela. A destacar…

La corta visita del tío del mazo que casi le atiza a Francisco en los primeros tirones cerca de Casas de Juan Núñez por haber salido sin desayunar. Para el resto de la jornada demostró su buena forma.

El pinchazo de Vicente a escasos metros de Pozo-Lorente, donde el grupo se rompió al paso de una grupeta de Albacete. Su rueda trasera exhaló un último suspiró diciendo –hasta aquí puedo llegar–, y demasiado lejos había llegado, porque viendo el agujero de la cámara quise comprobar el fondo de llanta.; tenía un agujero que había provocado un reventón, también el que sufrió antes de la salida.

También recuerdo a Santiago maldecir mientras reparaba su pinchazo –esto con la de montaña no me pasa!– ¿cómo que no? 😉

Y la emoción de los últimos golpes de plato, uno general de todos los escapados a la altura de la Tierra blanca, otro para neutralizar a Zacarías cerca del campo de fútbol y un último tirón de Juan A. Ortiz para llevarse la etapa con su bicicleta clásica (con un 42 de plato pequeño, menudas piernas).

Y como recompensa, una cerveza con los compañeros que salieron con la bicicleta de montaña y que nos esperaron para compartir experiencias, Pepe Mateo, Willy, Rafi, Pedrín y José Luís.

Comentarios

Un pensamiento en “Salida por Higueruela